Tácticas Defensivas en Fútbol: Principios básicos

Diccionario de Fútbol

Las tácticas defensivas son parte importante del planteamiento de juego de un equipo de fútbol, igual de importante que las tácticas ofensivas.

El fútbol es un deporte que requiere tanto habilidades ofensivas como defensivas.

Cuando se trata de la defensa, de técnicas defensivas, los principios tácticos defensivos son cruciales para mantener el control del juego y evitar que el equipo contrario anote goles.

En este artículo, exploraremos los distintos principios tácticos defensivos que pueden ser utilizados en el fútbol, incluyendo marcajes, repliegues, coberturas, permutas, desdoblamientos, ayudas permanentes, vigilancia, temporizaciones, entrada, carga, anticipación e interceptación.

 

Marcajes:

Los marcajes son una parte fundamental de las tácticas defensivas en el fútbol.

Hay dos tipos de marcajes: individual y colectivo.

El marcaje individual se puede realizar al hombre, por zonas o mixto, mientras que el marcaje colectivo incluye el marcaje combinado, coberturas (a compañeros), permutas (con compañeros) y pressing.

 

Repliegues:

Los repliegues son movimientos de retroceso que realizan los jugadores de un equipo que perdió la posesión del balón en su acción ofensiva.

El objetivo de los repliegues es volver lo más rápidamente posible a las zonas o misiones dirigidas por el entrenador, con el fin de organizar la defensa de la forma más rápida y adecuada.

 

Coberturas:

Las coberturas se consideran como una ayuda que se realiza sobre un compañero al que el adversario puede desbordar.

Esto ayuda a proteger el espacio detrás de la línea defensiva.

 

Permutas:

Las permutas se realizan cuando un jugador desbordado procura, lo más rápidamente posible, ocupar el lugar dejado por el compañero que, en su ayuda, sale al encuentro del adversario.

Esto ayuda a mantener la forma de la defensa.

 

Desdoblamientos:

Los desdoblamientos son una serie de acciones que permiten no perder la ocupación racional del terreno de juego, cubriendo u ocupando la espalda del compañero ofensivo cuando pierde el balón, volviendo éste para ocupar el lugar del compañero que le ayudo.

 

Ayudas permanentes:

Las ayudas permanentes son aquellas soluciones favorables que se le presentan al jugador que posee el balón.

Esto ayuda a mantener la posesión del balón y evitar que el equipo contrario lo recupere.

 

Vigilancia:

La vigilancia se realiza cuando los jugadores de un equipo no están en posesión del balón, sobre sus adversarios, sin manifestar ningún tipo de marcaje.

Se hace vigilancia ocupando zonas que, aunque no tengan presencia de jugadores adversarios, no se deben dejar descubiertas por su importancia.

 

Temporizaciones:

Las temporizaciones son acciones lentas hechas con astucia durante el juego para obtener algún tipo de ventaja (tácticamente hablando) el equipo que las realiza.

Esto puede incluir retener la posesión del balón o ralentizar el juego para cansar al equipo contrario.

 

Entrada:

La entrada es una acción que realiza un jugador para quitar el balón a un adversario cuando éste lo tiene en posesión.

Es importante que se realice de forma legal y sin cometer falta.

 

Carga:

La carga es una acción que realiza un jugador sobre el adversario empujando con el cuerpo de forma reglamentaria cuando este se encuentra en posesión del balón o intenta apoderarse del mismo.

El objetivo de la carga es desequilibrar al rival, forzarlo a cometer un error o arrebatarle el balón, siempre dentro del marco legal de las reglas del juego.

La carga es una técnica de defensa muy efectiva, pero es importante recordar que no se puede cometer una falta en el proceso.

 

Anticipación:

La anticipación es una acción físico-mental que realiza el defensor sobre el atacante que espera recibir el balón.

Consiste en adelantarse a la jugada y tratar de interceptar el balón antes que el rival, ya sea mediante el robo o la interceptación.

Un defensor que sabe anticiparse al juego del atacante puede interrumpir la jugada del rival y evitar que llegue a la portería.

La anticipación es una técnica importante en la defensa y puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

 

Interceptación:

La interceptación es la acción que realiza el jugador que defiende, impidiendo que el balón lanzado por el adversario llegue a su destino, cortando o desviando su trayectoria.

Esta técnica de defensa puede ser muy efectiva para prevenir pases peligrosos y reducir el potencial de los ataques rivales.

Es importante que el jugador que realiza la interceptación tenga una buena posición y una visión clara del juego, de manera que pueda leer y anticipar los movimientos del equipo contrario y, así, tener éxito en la interceptación.

 

Conclusión tácticas defensivas, principios básico

En resumen, las tácticas defensivas y los principios tácticos defensivos son fundamentales para cualquier equipo de fútbol que busque tener un buen desempeño en el campo.

La correcta aplicación de estas tácticas defensivas puede marcar la diferencia en un partido, y es por eso que es esencial que los jugadores y entrenadores las conozcan y trabajen en ellas de forma constante.

 

Más términos de Fútbol

Modalidades de fútbol

Fútbol 11
Fútbol 7
Fútbol sala o futsal

Los mejores de la historia

Mejoras Jugadores de Fútbol de la Historia
Porteros de Fútbol
Los Mejores Defensas en el Fútbol
Mejores Centrocampistas
Mejores Clubs de la Historia del Fútbol
Mejores Entrenadores de la historia
Marcas de Fútbol
Selecciones de Fútbol
Las mejores Ligas de Fútbol
Los Mejores Estadios de Fútbol del Mundo
Los Mejores Árbitros de Fútbol de la Historia

¿Un Balón de Futsal?

Mikasa futbol ft5 pros

Guía Fútbol Sala o Futsal

Comprar GuíaBurros Futsal o Fútbol Sala